Como el año que fue

Ya sé que el balance del año llega con un poco de retraso, pero es que me han pasado tantas cosas este 2011 que no me había dado tiempo a recapitular todas.

Mi 2011 empezó un tanto nostálgica. Mi familia había venido a pasar las navidades conmigo en Edimburgo y la verdad, fueron una de las mejores que hemos pasado, a pesar de que tuvimos -9 grados de media, no se podía casi andar por las calles del hielo que había en las aceras, y en la casa en la que vivía se congelaba hasta el aceite de la cocina… Pero aún así fue genial tener a mi familia por unos días conmigo. Pero lo bueno se acaba para nochevieja ya estaba sola. Me tocó trabajar ese día en el restaurante y a pesar de que lo pasamos bastante bien fue triste estrenar año sin los míos cerca. Ya os contaré en otro post cómo pasar unas navidades en Edimburgo, porque merece la pena!

El caso es que el 2011 se presentaba con la forma de un interrogante gigante. Ya estaba con mi chico, no me gustaba la casa donde vivía y se acababa el contrato en marzo, por lo que tenía claro que me iba a mudar, pero a dónde? Sentía que me empezaba a estancar y que ya estaba todo hecho en Edinburgh, así que decidí mudarme a Glasgow a vivir en marzo, y dejar el trabajo, excepto para algunos días sueltos. En abril me vine 20 días a madrid, que me hicieron recordar cuánto echaba de menos mi casa y el buen tiempo, pero aún así vivir en Glasgow y con mi chico por primera vez, fue genial. Teníamos un montón de tiempo libre así que hicimos todo lo que se podía hacer en Glasgow y al poco tiempo a mi novio le salió una entrevista en Londres – excusa perfecta para conocerlo! Fueron cuatro días de recorrer sitios geniales y a la vuelta a Glasgow, me esperaba con que yo también tenía una entrevista en Madrid.

El 27 de julio mi escocés y yo nos vinimos a vivir a Madrid. Sí, se vino por mi y no tengo palabras para eso. El caso es que a días 29 los dos teníamos trabajo, el cual conservamos aún.

Pero lo mejor estaba por llegar. A mediados de septiembre nos mudamos a nuestro actual piso, el cual nos encanta!! esta vez parecía que de verdad nos íbamos a vivir juntos, y así fue. Además, en octubre, conseguí mi tan deseado CAE!!!

El año no pudo acabar mejor, con mi familia de nuevo, esta vez en mi tierra. Después de un año de suerte como este sólo me queda pedirle al 2012 que me dé tantas alegrías como su predecesor.

Feliz 2012!!!!

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Como el año que fue

  1. Manuel dijo:

    Un domingo por la mañana y con una taza de buen café calentito, da gusto leer algo interesante sin las prisas de la vida semanal. Después de leer tus post y finalmente este cuyo título me recuerda a la nostálgica canción de Mecano, te diré algo hoy que no tengo que aguantarte en el curro ni nadar entre tus olas de humildad ;P. Eres una crack, tienes mucha capacidad y se nota la mente inquieta que tienes. Bonita tu historia, le echaste valor. Ten seguro que 2012 te irá mejor. Te lo mereces niña!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s