Mi particular guía de Berlín – Día 1

Que mejor mes que noviembre para hacer una escapada con una amiga a cualquier ciudad europea? Pues eso mismo pensamos nosotras cuando, sentadas en nuestro punto de encuentro favorito de Madrid “Mamá Framboise”, de repente teníamos billetes y hotel con destino Berlin.

Desde hace unos años, siempre que viajo intento hacer el free tour de Sanderman, que muchos de vosotros conoceréis, ya que se trata de un tour donde el precio lo pones tú al final del mismo,en función de lo que te haya gustado. Debido a esto precisamente, los guías suelen ser gente con mucha energía y con cantidad de cosas curiosas que contarte, además, suelen darte recomendaciones personales de sitios donde comer, o exposiciones que ver, o rincones escondidos que descubrieron gracias a vivir en esa capital. Como os decía, para mí es costumbre hacer un tour el primer día, ya que además de aprender cositas te “ubicas” en la ciudad y te haces un pequeño esquema mental de lo que quieres ver y cómo quieres verlo.

En el caso de Berlín, el punto de encuentro era en el Starbucks de la Puerta de Brandenburgo, desde donde se iniciaba el recorrido que duró dos horas y media. De ahí pasamos al monumento a los judíos, una gran cantidad de cubos pequeños y grandes, donde llegas a experimentar mientras te pierdes entre ellos, esa sensación de angustia que pretende representar.

Puerta de Brandemburgo de noche

Puerta de Brandemburgo de noche

Museo a los judíos

Un poco mas adelante, descubrimos donde se localizaba el búnker del propio Hitler, cuya localización no desvelaré… Tras una breve parada en la zona de los ministerios y un café rápido en Lara’s, continuamos hacia uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad, el tristemente conocido punto fronterizo Checkpoint Charlie.

Checkpoint Charlie

Checkpoint Charlie

Con el tour, llegamos hasta la plaza conocida por la plaza de la tolerancia, que alberga la ópera y dos iglesias gemelas, para luego pasar a la plaza de la intolerancia, donde se llevó a cabo la famosa quema de libros. Y el tour llego a su fin, con un monumento a todas las víctimas que las guerras y políticas han dejado a lo largo de su historia, un monumento que corta la respiración, la Neue Wache.

Neue Wache

Neue Wache

Una vez llegados a este punto, volvíamos a estar a nuestro aire, y no dudamos en volver a la zona del Checkpoint Charlie a comernos una currywurst (salchicha típica alemana con curry) que estaba buenísima y un Special Hot Dog, que no tenía nada que envidiar. Como comimos en la calle y hacia frío, decidimos irnos a tomar un café para entrar en calor, antes de dirigirnos a la East Side Gallery, que me parece un auténtico vicio para todos los amantes de la fotografía. Os dejo algunas muestras de imágenes superamosas que lo mismo no sabíais que salieron de este muro.

Muestra East Side Gallery

Muestra East Side Gallery

Muestra East Side Gallery

Muestra East Side Gallery

Muestra East Side Gallery

Muestra East Side Gallery

No os he contado que a pesar de que Berlin, como todas aquellas ciudades que quieres conocer bien, hay que pateársela, cogimos una tarjeta que combinaba transporte y entradas a museos para 72 horas por 39€. La verdad, que con que entres en dos museos ya lo has amortizado, y con el frío que hace, siempre apetece coger algún bus o tranvía para volver a casa.

Pues bien, resulta que nos dieron una guía con esta tarjeta que tenía descuentos en sitios, y uno de ellos, nos sedujo lo suficiente con su “comida casera alemana” y su 25% de descuento, así que no nos lo pensamos y fuimos a la zona de Friederich, a “Berliner Republik” donde los precios de la cerveza fluctúan como si de un antiguo mercado se tratara, por lo que tienen pantallas para ver los precios, como si de un mercado de valores se tratase.

Y sin mas, emprendimos nuestra vuelta al hotel, cerca de Alexanderplazt para recuperarnos y afrontar nuestro segundo día en Berlin, que os lo contare el próximo día! Pero esa misma noche, ya me fui a la cama con la sensación de que era una ciudad diferente, con mucha historia y muchos sentimientos guardados, que poco a poco, iríamos descubriendo.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized, Viajes y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Mi particular guía de Berlín – Día 1

  1. Pingback: Mi particular guía de Berlin – segundo día | Don't call me sweetie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s